miércoles, 2 de diciembre de 2015

Tocado y hundido

Saludos para el que tenga a bien pasarse por aquí.

Hoy he estado navegando, aunque creo que más bien buceaba, por la red, en busca de lugares que tuvieran un hueco para mí y mi novela y quisieran, o pudieran, hacer una reseña sobre ella.
Los que sacan dos minutos para contestar a mi petición, algo que agradezco profundamente, desechan la idea con suma educación debido a sus múltiples compromisos. Cierto es que no puedo pretender llegar y besar el santo. Soy consciente que ningún "blogero" (¿se escribe así?) está con los brazos cruzados esperando a que llegue yo a ofrecerle la novela que tanto me costó escribir, pero, ¿ni un huequito, por pequeño que sea, para leerla?
En el resto de páginas, a las que ya no me he atrevido ni a hacer petición de reseña (todas demasiado profesionales y, la mayoría, con libros que desconozco, de autores de nombres impronunciables), parece ser que si no tienes nombre conocido, no puedes pedir favores.
Digo yo que, para tener nombre, deberás encontrar a alguien que te reseñe. Digo yo que, para tener nombre, deberás conseguir hacerte un hueco en este "mundazo" (lo de mundillo se queda pequeño) aunque sea a nivel de "amigueo". Digo yo que.....no se me ocurren más razones, pero seguro que existen.
Creo que se me nota en la manera de escribir hoy, que tengo la moral un poco más por debajo de lo normal. Sin embargo, no voy a desistir. Lucharé con uñas y dientes (parece la estrofa de una mala canción sindicalista) para formar parte de todo este conglomerado de nombres conocidos y famosas que a duras penas saben leer y después escriben libros que se venden a miles.
Os dejo el enlace de un concurso que me acaba de llegar,  por si queréis plantearos ganarlo :)


Sed felices.

C.M.P.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Son de agradecer los comentarios que aportan. Si tienes en la cabeza uno así no te lo guardes. Comenta, opina y disfruta haciéndolo.

Entre la oscuridad y el miedo - (c) - Carlos Martinez Prieto