lunes, 30 de noviembre de 2015

¡Qué duro es hacerse ver!

Bienvenidos a este lunes soleado, aunque frío.

Permitidme que me introduzca en todo este mundo de los blogs de los que, ahora mismo, me encuentro en pañales.
En cuanto la novela quedó publicada pensé: "Es momento de hacerse un blog, un twitter, un facebook y un bocadillo de atún que tengo hambre". Con el último bocado a tan suculento emparedado, me senté frente al monitor en el que bailaba un cartelito "sin conexión". Mover el ratón y aparecer el escritorio, todo uno.
Toca buscar, ¿el qué? A saber. Como novato y profano en las redes sociales, aunque sabedor de la importancia que actualmente tienen para promocionar cualquier cosa, o para dejar pensamientos, o para reirse de una anciana señora en un triciclo eléctrico que no ve una barrera (parecía la salida de un párking) y se deja el maquillaje pegado a ella; la verdad es que no llegué a reirme, pero tuvo su gracia.
Volviendo al tema. Hoy en día es necesario conocer los entresijos de todo este mundo, cibermundo, o como quiera que se llame, para ser alguien en la vida. Hace unos años atrás, bastantes eso sí, bastaba con estudiar, portarse bien y no decir demasiadas palabrotas para ser alguien en la vida, hoy en día no ¡NO! Tienes que estar metido en todos y cada uno de los espacios gratuitos (buéh), y darte a conocer en profundidad (más de uno pone fotos en pijama, o recién levantado). Ni se me pasa por la cabeza poner una foto mía recién levantado, asusto al miedo creedme.
Creo las cuentas necesarias para estar en, supongo, las principales redes sociales. ¿Qué toca ahora? Buscar cómo conseguir que alguien te vea, te siga, te comente, se ria (o llore) con lo que escribes.
Más búsquedas. Foros, comentarios, ayudas, artículos. En estos pocos días he leído más sobre todo lo que engloba este mundo, que en el resto de años que hace que funciona. Ayuda el hecho de que antes me consideraba un "anarquista" al respecto. - Si todo el mundo lo tiene, yo no - esa era mi frase preferida, hasta que las circunstancias me han hecho quedar como el tonto del pueblo. Si todo el mundo lo tiene, yo también.
Y aquí me hallo, peleándome con todo lo que huela a red social intentando así hacerme un hueco en este vasto mundo.
No obstante, y después de todo este rollo que os acabo de soltar, sigue flotando una pregunta en mi mente (se agradece alguna respuesta constructiva) ¿Servirá de algo todo este despliegue de imaginación y ganas que le estoy poniendo? Es posible que tampoco sea tanto despliegue como yo creo. Sin duda, hoy en día, hay blogs en los que se ofrece de todo, o no, en lo que a literatura se refiere, pero, ¿y los noveles como yo no tenemos derechos?
En fin, seguiré intentando hacerme ese hueco que, estoy seguro, me corresponde :)

Os dejo un link que, al menos a mí, me ha parecido interesante, sobre todo para los que empiezan en todo este mundo de editar un libro y hacerse ver. http://www.autorquia.com

Un saludo

C.M.P.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Son de agradecer los comentarios que aportan. Si tienes en la cabeza uno así no te lo guardes. Comenta, opina y disfruta haciéndolo.

Entre la oscuridad y el miedo - (c) - Carlos Martinez Prieto